apoyar el trabajo

Problema. Persona.

Mientras cultivemos la creencia de que la persona es nuestra identidad y, por lo tanto, nos declaramos el centro de la vida, el camino del sufrimiento y de la destrucción es nuestro destino.
Podemos hacer todos los esfuerzos que queramos, la identidad personal siempre creará desequilibrio y destrucción, es su naturaleza. No puede ver más allá de sus propias interpretaciones de la realidad, para justificar sus estructuras auto-creadas y disfuncionales. Como consecuencia, necesita un sistema de defensa para proteger su identidad insostenible y esto conduce inevitablemente a la violencia, la represión y el abuso.
Cuando hablamos de la persona, no nos referimos a la función natural de ser un ser humano individual, sino a sus aspectos patológicos, que podemos resumir como LA IDENTIFICACIÓN CON LA PERSONA. La persona en sí misma, no es el problema, el problema es creer y pensar que sólo somos la persona y en consecuencia con esto construimos nuestra vida individual y social.
Nuestra historia no deja lugar a dudas de que la identificación con la persona hace que este hermoso planeta se vaya al infierno, sólo tenemos que abrir cualquier libro de historia para confirmar esto o mirar el estado actual de nuestra sociedad. Con cada progreso, se crean nuevos problemas y los problemas se hacen más grandes y más amenazantes, aumentan a medida que aumenta la identificación con la persona.
Tenemos el poder y la capacidad de hacer un desastre a escalas épicas y destruirnos a nosotros mismos y al planeta, ya vivimos en el infierno que hemos creado. Tal vez sea nuestro destino matarnos a nosotros mismos y convertir la tierra en un desierto.Este punto de vista no es negativo, describe el estado real. Pensar y actuar positivamente no nos ayudará, si no sabemos quiénes somos. Un proverbio chino dice "Un hombre equivocado con los medios correctos lo hará mal".
Dado que la identificación con la persona es el problema raíz, la solución la encontraremos en el problema, es decir, en la no identificación con la persona. Cuando lleguemos al siguiente nivel de la consciencia, el transindividual, la persona se integrará en todos sus aspectos y entonces se podrá utilizar a la persona en su contexto natural y no ser utilizada por ella. A partir de este momento empieza a ser realmente interesante.

“Si tuviésemos idea de lo que significa ser un ser transpersonal, dejaríamos caer la identificación con la persona en ese mismo instante y nuestro drama llegaría a su fin.”.

Karsten Ramser